Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

El castillo de El Burgo

Ayuntamiento de El Burgo

El castillo de El Burgo

Castillo de MirafloresEl castillo de El Burgo, es un recinto fortificado el cual permanece en pié en la actualidad. Parte de su estructura edificada, está prácticamente integrada dentro del recinto del casco urbano de la población en la zona más alta conocida como " la Villa ". Esta fortaleza ha sido mudo testigo de muchos y grandes acontecimientos históricos vividos en la misma, desde la época más remota hasta nuestros días.

Sobre ella el paso del tiempo ha dejado importantes restos y vestigios tal vez para que nosotros en el estado actual podamos valorar, datar y en definitiva situarla en el lugar que le corresponda, como elemento integrante de los distintos eslabones de la cadena de la historia. Datar los comienzos de este trozo de casco urbano de la villa de El Burgo como medio de utilidad humana, habría que retroceder en el tiempo, II milenios aproximadamente.

Como bien nos dice Gómez Teruel, en lo más alto del collado o cima del cerro que topográficamente forma la cota mas alta de El Burgo, ( 591 mts. s.n.m. ), ha podido tener sus comienzos como asentamiento humano con la construcción de una torre Speculae-Annibalis o torre de Aníbal, pues analizando los factores tales como : defensa natural, valor estratégico, control del paso del camino de unión que existe entre las zonas de la Hoya de Málaga (Malaca, Cartima, Iluro) y la meseta rondeña (Arunda y Acinippo) , nos hace pensar en dicha construcción.

El grupo humano que habita en estas tierras serranas es el indígena unido y encastado con grupos nómadas célticos, provenientes del Norte de la Península Ibérica, y éstos a su vez de Centro Europa. Es muy posible que en aquellos tiempos por las inmediaciones del término de El Burgo, tuviese asiento la enigmática ciudad de topónimo celta y, conocida en el campo de la historia con el nombre de " Turobriga "

El paso de la etapa cultural romana, se nos manifiesta en este emplazamiento defensivo así como en los alrededores del término de esta villa, donde se suelen apreciar restos y vestigios de asentamiento en el medio rústico de esta etapa, ejerciéndose la actividad agrícola y ganadera como principal medio de vida.

Para defensa de los intereses personales, económicos y, control del paso de la calzada romana que unían las comarcas antes mencionadas, en dicha torre se construye un castro o castillo con guarnición de tropas, siendo su objetivo el de controlar, vigilar y dar seguridad a esta zona sobre todo de salteadores, bandoleros y gentes malhechoras. Es el emperador Trajano quien le concede privilegio imperial, por ser esta calzada paso obligado de las legiones romanas.

Pero cuando más actividad y protagonismo adquiere este emplazamiento es en la época medieval. En la primera etapa, hallamos restos y vestigios en los alrededores del castillo, constatándose la misma de la dominación visigoda ( siglos V-VIII d. C. ).

Dado éstos a la práctica social del sistema de feudalismo, también nuestro pueblo y su entorno, se debió dejar llevar por este sistema social, continuando el castillo como eje o centro dinamizador de poder de los jefes o señores feudales de esta etapa cultural; pues en el entorno y parajes pertenecientes al castillo, la actividad ejercida por sus habitantes, continúa siendo la agrícola y ganadera como principal medio de vida.

Con la invasión árabe acaecida en el año 711, los habitantes de estas comarcas comienzan a sentir y vivir las consecuencias del enemigo invasor y que, año tras año les asfixia y merma en sus economías, debido a las cargas impositivas para el mantenimiento y sostén del nuevo estado que se forjaba en la joven Al-Andalus.

Esta modalidad de gobierno que ejercían los emires y califas con sede en Córdoba, no hacían más que empobrecer día tras día a la población indígena ( hispanogoda e hispanorromana ), los cuales se vieron forzados en la necesidad de sublevarse en determinados momentos históricos, con el objeto de paliar y detener en la medida de lo posible, los abusos y desenfrenos a los que se veían sometidos por los conquistadores musulmanes. Es por lo que, estos hispanos buscan protección y amparo en las mesetas y montañas, distinguiéndose éstos con el apelativo de "mozárabes".

A finales del siglo IX y comienzos del X; surge en nuestras comarcas una sublevación acaudillada por el célebre Ornar ben Hafsún. Este personaje serrano elige como feudo y centro de su estado a la inexpugnable Bobastro, (parajes ubicados territorialmente entre la villa de Ardales y el Chorro ), construyendo en su cima un imponente recinto fortificado " hisn-Aqut ".

Omar hostigó y combatió a cuatro emires cordobeses incluyendo al propio Abdarrahmán III. Es en estos agitados tiempos, cuando el castillo de El Burgo adquiere un intenso y especial protagonismo ya que, los mozárabes asentados en el mismo y su término, construyen nuevas torres, amplían la zona de defensa y se edifica una iglesia para el culto cristiano.

A los habitantes asentados en los parajes del término formando pagos o alquerías; se les dota de defensas propias, en las cimas de sus montañas, así como en lugares estratégicos se alzan torres ( hisn refugio ), formándose en su conjunto una verdadera tela de araña de defensa y comunicación con los demás pueblos y ciudades de su entorno ( Ronda-Takurtuuia, Cañete la. Real-Hisn Cannit, Casarabonela-Casr Bunayra, Teba-Talyayra, Árdales-Fardalis, Bobastro-hisn Aqut, Alozaina- Al Jusayn, Coín-Qastruh Dakwan, Alhaurín-Huriq, Cártama-Qartama, Málaga-Málaga etc. ).

En el año 921 d. C., es asediada, tomada y conquistada por el emir Abdarrahmán III y su ejército; pues según cuentan las crónicas árabes, este hecho militar se conoce como la "Campaña de Turrus", el cronista del emir Ibn Hayyan nos manifiesta al respecto "los almajeneques ( catapultas ), se montaron en un altozano, desde el cual alcanzaban los proyectiles a los infieles... Una vez rendida la plaza, sus alcazabas fueron destruidas, desmantelados sus muros y arrojadas sus piedras al río, ordenándose construir en. lugar de la iglesia, una mezquita aljama".

Además de lo expuesto el cronista Ar-Razi, nos comenta que"..... rendida la fortaleza, son inscritos en el rol del ejército del emir aquellos hombres que por su reconocido valor lo merecían, entre ellos estaban Sayyid ben Abihi, hermano de Omar ben Hafsún; el llamado Ad-Dabbi, y el herrero Jayr." Para el mando de esta importante posición ( Turrus o Borg ), es nombrado al visir y caid Said ibn al Mundir al Qurasi.

Mas tarde, tras la conquista de Bobastro llevada a cabo en el año 928 d. C., y por expreso deseo el califa Abdarrahmán III, se restauran sus torres y murallas, estableciéndose en su interior una. guarnición militar en estado permanente, con el objeto de controlar a los vencidos ( mozárabes, facciones beréberes y muladíes ), y evitar con esta medida posibles sublevaciones. Por estos agitados tiempos la comarca de El Burgo, pertenecía territorialmente a la cora de Rayya ( circunscripción de los pastores ), siendo su capital Archidona.

Es en esta etapa de la época medieval cuando el castillo de El Burgo adquiere el rango de castillo-fortaleza, status que prevalece en las etapas posteriores de los reinos de taifas, almohade y nazarí. Por ser zona fronteriza de vital importancia, es plaza apetecida y codiciada por los reyes castellanos. Pedro I, la conquistó en 1362, volviéndola a perder varios años mas tarde en 1366.

El cronista árabe Ibn al Jatib, en su Ihata, recoge alguna noticia interesante sobre sucesos ocurridos en la marca de El Burgo ( TAGR-BURGU ), en el mes de Sa ban del año 767 de la hégida (Abril de 1366). El Burgo era según Al Jatib, una fortaleza inaccesible, importante por sí misma y por estar situada entre las ciudades de Málaga y Ronda, de manera que las comunicaciones con estas ciudades se hacían imposible cuando El Burgo estaba en manos enemigas. Los musulmanes lograron conquistarla después de algunos años de dominación cristiana, en la fecha ya mencionada 767/1366.

De este mismo autor se conservan dos cartas dirigidas a los meriníes de Fez y al señor de Túnez, en las que manifiesta la alegría por la buena noticia de la reconquista de El Burgo, Jaén, Iznájar, Algeciras y otras varias ciudades y castillos. El geógrafo malagueño Al Idrisi, nos comenta que " El Burgo dista de Málaga 36 millas, si tenemos en cuenta que una milla equivale a 1609 mts., la distancia viaria existente entre Málaga y El Burgo en el siglo XII era de 58 Kmts. aproximadamente.

El rey Juan II vuelve a poseerla en 1431, tras la firma de el pacto de Hardales ( Ardales ), hecho ocurrido el 16 de Septiembre de 1431, la alianza entre el rey castellano y el príncipe Yusuf consistió en que, dicho príncipe le prometió rendirle vasallaje de por vida al monarca, liberar a cautivos cristianos que hubiera en el reino, pagar un tributo anual de 20.000 doblas, y ayudar al rey cuando lo mandara con 15.000 caballos. El rey en cambio prometió defenderlo y tener abierta la frontera para el tráfico libre.Mas tarde se rompe el pacto volviendo esta fortaleza a ser de dominio nazarí.

Los habitantes asentados en la fortaleza, así como sus alcaides, fueron buenos y esforzados guerreros, participando de manera activa en las incursiones y aceifas que los musulmanes de ésta zona ( Ronda, El Burgo, Coín, Alora, Málaga, Velez-Málaga; Comares etc. ), realizaban por tierras de cristianos ( Morón, Utrera, Sevilla y Jeréz ).

Sobre la fortaleza de El Burgo recaían los diezmos de las villas de Casarabonela, Alozaina, Tolox y Yunquera, ya que, ésta era plaza frontera, guardiana y defensora de las villas antes mencionada por esta zona. La inexpugnabilidad y seguridad de la misma queda una vez mas reflejada cuando en el año 1484 el marqués-duque de Cádiz don Rodrigo Ponce de León, trata de conquistarla. Realiza la concentración de tropas en la fuente del Almargal ( Teba ), ayudado entre otros por el señor de la villa D. Juan de Guzmán. Don Rodrigo y su ejército se dirige a la fortaleza de El Burgo con el objeto de conquistarlo. Tan sólo pudo tomar sus arrabales ya que, sus torres eran tan esbeltas, fuertes y seguras que, una vez alertada la garnición, los soldados del marqués tuvieron que retroceder y desistir en dicha toma.

Vueltos a Teba y, como a la distancia de una legua de la villa de El Burgo, trabó una singular batalla con un ejército moro que les cerraba el paso. Éste estaba formado por 1600 caballos y 5000 peones. El desenlace de la batalla se alió a favor de el marqués, pues no sólo logró conquistar el puerto por donde debía de retirarse, sino que además en el campo de batalla quedaron muertos mas de 600 moros entre caballeros y peones.

Esta batalla debió de librarse en las inmediaciones del cortijo de la Herradura ( Ferradura ), por el camino viario que conduce a la villa de Teba, Ceñete la Real y Serrato. Esta hecho se puede enmarcar dentro de la fase final de la época medieval. El castillo de El Burgo en el siglo XV, estaba poblado por árabes del linaje de los omeyas, los Banu Aysa (Al Gayxa) perteneciendo territorialmente al distrito de la cora de Takurunna (Ronda).

El proceso de reconquista de esta comarca llevada a cabo por parte de los Reyes Católicos, obtiene sus frutos en el año 1485. El día 22 de Mayo de este año y tras un asedio de dos semanas, se rinde la fuerte plaza de Ronda y con ella todas las fortalezas y castillos de su entorno, entre ella la de El Burgo.

Estamos pues en los albores de época moderna. Los reyes nombran al primer alcaide cristiano, recayendo esta dignidad y como premio a sus servicios en la persona de Don Pedro de Barrionuevo. Durante los días 14 y 15 de abril del año 1491, se efectúan los deslindamientos de la villa con sus vecinas Yunquera y Casarabonela, el comisionado de los reyes para el mismo es el bachiller Juan Alonso Serrano. Con una real célula emitida por los monarcas y fechada en el Real de la Vega ( Granada), el 15 de Septiembre de 1491; comienza en la villa fortaleza de El Burgo el proceso repoblador.

Dándose la circunstancia de que al no haber casas donde morar y habitar, se incentiva este repartimiento con un 50% mas de tierras, midiéndose la caballería a 42 fanegas en vez de a 36 como era habitual; con esta nueva medida aplicada le corresponde al peón peonía y media 31"5 fanegas, y al caballero, caballería y media 63 fanegas. Fueron los primeros repobladores de esta nueva villa : 1- criado real, 8- caballeros y 19 peones.

A la iglesia se le asigna la misma parte como si de un caballero se tratara. A la tenencia de la fortaleza le corresponde según costumbre, la haza de la " Isla de la Caldera " ( la Isla ), con una extensión de 18 fanegas para pan sembrar ( trigo ), y 5 aranzadas para majuelos ( viñas ). Después de este repartimiento se asientan 10 vecinos mas (1-caballero y 9-peones ), configurándose de esta forma el censo numérico vecinal de la siguiente manera: 1- criado, caballero y montero de los reyes (Rodrigo Espinosa ), alcaide ( Pedro de Barrionuevo ), 9- caballeros y 28 peones.

Este repartimiento efectuado por Pedro de Barrionuevo, y el medidor Bartolomé Ruiz, es aprobado por el bachiller Juan Alonso Serrano ( comisionado de los reyes ), en la ciudad de Málaga, el día 15 del mes de Enero de 1492.

El 20 de Mayo de 1496, los Reyes Católicos firman en la villa de Almazán un documento, en el que se le ordenaba a Pedro de Barrionuevo, le entregase la fortaleza y la villa de El Burgo, a la persona que su hijo el príncipe don Juan le asignara. Pues los reyes quisieron organizarle un señorío o principado con el objeto de que éste se ejercitara en labores propias de estado. Es el bachiller Rui Gutiérrez de Escalarte la persona asignada por el príncipe para organizar este principado y que territorialmente lo formaban la ciudad de Ronda junto con las villas de Setenil y El Burgo.

El príncipe don Juan contrajo matrimonio con doña Margarita de Austria el día 3 de Abril de 1497, y muere en Octubre del mismo año. La princesa viuda permanece en España hasta 1499, año en que marchó a Flandes, donde mas tarde seria tutora de su sobrino Carlos de Gante (Carlos I de España y V de Alemania ). Por ello este principado heredado por doña Margarita revierte en la persona de su sobrino Carlos, ostentando de esta forma la villa de El Burgo la Distinción de "villa Realenga ".

Por expreso deseo de los Reyes Católicos, Pedro de Barrionuevo pasa a regir los destinos de (torre de Huriq y Pereila ),lugares ubicados actualmente en Alhaurín el Grande y Coín (Málaga). La fortaleza de este villa, continúa siendo un importante emplazamiento defensivo ya que en las villas colindantes (Yunquera y Casarabonela ),se asientan un número importante de moriscos; por lo que ésta, continua siendo la guardiana habitual de este territorio.

Los reyes Católicos mandan restaurar sus torres y la dota además con una renta anual para el sostenimiento de la misma, en la cuantía de 60.000 maravedies anuales. A partir de esta etapa, la villa de El Burgo, comienza a configurarse como pueblo en el sentido urbano. En el interior de la fortaleza, se asientan los menos pudientes económicamente, mientras que los mas hacendados, lo hacen en las proximidades del recinto en casas mas amplias.

A esta villa, se le conceden privilegios reales por los distintos reyes que reinan en España, exenciones en el pago de las alcabalas y los mismos fueros ( leyes y normas ) que a la ciudad de Ronda. Con el paso del tiempo se desarrolla una época de aumento demográfico, se roturan tierras nuevas, se potencia la ganadería y sus riquezas aumentan prósperamente año tras año. Tenemos así a mediados del siglo XVIII (1752 ), un censo de casi 1100 habitantes y un trazado urbano con un callejero muy similar al actual.

En tiempos de la invasión francesa esta fortaleza sufre los avatares de esta guerra, pues los franceses al retirarse de la misma en el año 1812, entre otras cosas dinamitan las torres del recinto, produciendo el derrumbamiento de las casas colindantes adosadas a los muros del castillo. En el año 1935, es derribada la conocida torre atalaya de la " Cornicabra ", por motivos de seguridad, ésta era la mas alta, y al parecer ofrecía peligro de derrumbe, por lo que las autoridades del pueblo decidieron derribarla. Esta torre ofrecía una figura achaflanada. por los ángulos exteriores, y estaba situada en el corral de Fernando por encima de las Majaderas.

En este recinto fortaleza se pueden apreciar los siguientes factores topográficos y constructivos: está ubicado en toda su extensión, en la cota mas alta de un collado a 591 mts., siendo su planta aovada, tiene una longitud aproximada de 100 mts. en sus caras Norte-Sur, y 30-50 mts. en las caras Este-Oeste.

Como elementos defensivos, disponía de 12 torres de distintas secciones y medidas unidas entre sí con paños o muros de unión.Toda la zona Sur cae en precipicio verticalmente al río que lo circunvala (del Burgo y Turón), existiendo un desnivel aproximado de unos 50 -mts. Disponía de dos entradas o salidas; una al Oriente (puerta del Pretil), otra al Occidente (puerta de la Calzada).

El aljibe actual del cual se abastece la población, es la reutilización del antiguo y que existía como elemento de almacenamiento de agua del castillo. En la Plazoleta, en una de las casas, (casa de Natividad), se baja por unas escaleras de obra a una habitación subterránea con techo embovedado, en la cual se aprecian dos entradas a galerías.

En la Plaza queda constatada la edificación para el culto religioso de (iglesia paleocristiana y mozárabe, mezquita musulmana e iglesia cristiana-católica ).Torre alminbar de la época califal ( torre del Campanario ).

Una zona espaciosa y ventilada para la construcción de viviendas dentro del recinto. Hoy este castillo fortaleza prevalece en el tiempo como un viejo guardián, guerrero legendario y, mudo testigo de todos aquellos hechos y acontecimientos acaecidos y que, a través de las distintas etapas históricas ha sabido engendrar, generar y engrandecer para orgullo de sus habitantes.

Seamos nosotros también agradecidos, ayudémosle con nuestro bien quehacer a velar y proteger esta edificación emblemática y, transmitírsela a las generaciones futuras con nuestros mejores deseos de que, ellos también la continúen preservando para grandeza de la cultura y de la historia de éste nuestro común pueblo y que, desde hace milenios se conoce por el buen nombre de " El Burgo ".

El Burgo, 28 de Agosto de 2005

Autor: D. Juan Espinosa Macías